Cuidemos nuestro sistema inmune

Breve descripción

fortalecer inmunológicoUn sistema inmunológico normal, saludable, es un fenómeno maravilloso de la naturaleza; tiene programada la capacidad innata de reconocer qué células pertenecen al organismo y cuales son ajenas y deben ser destruidas. Detecta las células extrañas, los antígenos, que son sustancias que desencadenan la formación de anticuerpos y pueden causar una respuesta inmunitaria.

Otro hecho igualmente notable es su capacidad de recordar. Una vez a estado expuesto a un determinado antígeno jamás olvida la experiencia. En un solo enfrentamiento aprende a producir armas específicas para luchar contra ese antígeno. Por eso, en condiciones normales, podemos contagiarnos una enfermedad una sola vez en la vida. Una sola exposición, aunque sea muy corta, a un agente infeccioso basta para poner en guardia al sistema inmunológico contra ese agente durante el resto de nuestra vida. Sigue leyendo

El nobel Luc Montagnier y la Homeopatía

“El virólogo francés Luc Montagnier, Premio Nobel de Medicina 2008, es uno de los más de 250 investigadores, médicos, farmacéuticos y veterinarios que reivindican, a partir de hoy en San Sebastián, la eficacia de la homeopatía y la existencia de evidencias científicas que la avalan”. El Mundo 06/05/2016

Sigue leyendo

Enfoque global. Entorno holístico

¿Qué utilizamos para leer estas palabras y comprenderlas? Lo primero que pensamos es en el ojo, en cómo trabajan sus numerosas y complicadas partes para formar una imagen. Sin embargo, el ojo no es el único órgano que estás utilizando ahora mismo ¿Qué hay de los huesos, las articulaciones y los músculos que estás empleando para sujetar esta revista, volver las páginas, mover los ojos a medida que recorre este párrafo? No olvidemos el sistema nervioso. El cerebro, la médula y los nervios están recibiendo información de los ojos, evaluando y empleándola para coordinar los movimientos musculares. Los garabatos que llamamos letras están siendo interpretados cerca de la parte superior del cerebro para formar idas complejas. En resumen, estás pensando sobre lo que lees. Pero hay más, ¿cómo obtienes la energía necesaria para hacer funcionar los ojos, los músculos, los nervios o el cerebro?

Sigue leyendo